Iluminación en triangulo
Por Francisco Bernal Rosso.
afbg@latinmail.com

Diseño básico de una iluminación foto-cinematográfica
 


Preliminares
 

La iluminación por tres puntos o en triángulo es el pilar central a partir del cual se forman las distintas maneras que hay de iluminar una escena. No es que sea solo la forma más simple, es que cualquier otra forma más complicada de hacerlo realmente es una variación sobre la disposición en triángulo. Supone la forma de pensar de todo fotógrafo consciente de lo que está haciendo. Si se consultan libros sobre iluminación para televisión y cine veremos que es la única forma de plantearse la disposición de las luces.

Como se forma

La iluminación en triángulo consiste en colocar tres luces que se complementan y cada una de las cuales tiene su propia función. Vamos a desarrollarlo desde el principio. Supongamos una escena oscura, encendemos una luz. Si esta es muy frontal, colocada casi en el mismo eje que la cámara, el resultado será plano y con poco volumen, por lo que la colocamos de forma algo alejada de la cámara, de manera que ilumine el motivo de la escena algo de lado. Esta es la luz principal, sirve para dar la exposición. Pero esta luz principal crea unas sombras muy fuertes, muy profundas. Para mitigarlas en lo posible y obtener cierto detalle en las partes en sombra colocamos otra luz, algo mas debil, al lado contrario de la luz principal. Esto es, si la principal está a la derecha esta segunda, denominada de relleno, se situa a la izquierda de la cámara, o viceversa, o ninguna de las dos cosas, como ya veremos.

Esta luz se denomina de relleno porque rellena las partes dejadas en oscuridad por la luz principal. De esta forma tenemos un buen retrato, con algo de luz por un lado y bastante mas por el otro. Por último colocamos una tercera luz detrás del sujeto, bien iluminando el fondo o, mas normalmente, iluminando el sujeto a contra luz. Esta tercera en discordia, llamada contra o contraluz, sirve para separar la figura del fondo, lo que se consigue mediante la línea clara que perfila la figura.

Todo este texto estará dedicado a como se ajustan las tres luces, cuanto han de valer según nuestras necesidades, cuanta energía vamos a emplear, cuales son las posibles variaciones y cuando nos conviene usarlas.

De lo dicho anteriormente nos interesa quedarnos con dos ideas:
 

la luz principal es la mas "potente" y
la de relleno la mas debil.
Disposición de las luces

Hay varias maneras de colocar las luces dependiendo de la cantidad de escena que abarque cada una y de la altura a la que se pongan.

Por ejemplo podemos colocar la mas potente de forma que caiga sobre más escena y la menos potente que lo haga solo sobre una parte. Esto se puede hacer poniendo la luz fuerte con un reflector angular y algo mas centrada y la luz debil colándola algo mas lateral. De esta manera obtenemos dos zonas de luz bien diferenciadas: allí donde caen las dos luces y allí donde solo da la mas potente. En la parte en la que caen ambas luces estas se suman. Si por ejemplo la luz fuerte es un paso mas potente que la debil produce el doble de iluminación. Así que la parte de la escena iluminada por ambas luces recibe tres unidades de iluminación, dos de la potente y una de la debil, mientras que la parte donde solo cae la fuerte recibe dos unidades. La relación de luces es por tanto 3:2.

Si por el contrario colocamos la luz fuerte de forma que solo caiga sobre una parte de la escena y la debil sobre toda ahora el contraste varía. Si seguimos con nuestro ejemplo de poner la luz fuerte un paso mas alta que la debil entonces en la parte donde caen ambas luces recibimos 3 partes de luz, dos debido al foco potente y una debido al debil, mientras que en la parte menos iluminada solo recibimos una parte de luz, la correspondiente al foco debil.

A la primera situación la vamos a llamar de contraste reducido o cerrado y a la segunda de contraste amplio.

En un próximo parrafo entraremos en detalles sobre como trabajar estas situaciones.

También podemos colocar las luces de manera que cada una caiga sobre una parte de la escena y que no se mezclen. A esta forma de trabajar la vamos a llamar triángulo no solapado mientras que a los dos modos mencionados anteriormente donde las luces se suman le llamaremos triangulo solapado. El triángulo no solapado no tiene ningún misterio y puede tratarse como las dos luces independientes que de hecho son. De manera que solo trataremos los triángulos solapados.

Sobre la altura se puede comentar que hay quien prefiere que las dos luces estén a la misma altura y quien prefiere colcar una mas alta que la otra de manera que las sombras producidas por una luz se compensen con la pareja.

La situación de las luces sirve para modelar las formas, si colocamos la parte mas iluminada del lado de la cámara decimos que hacemos una iluminación ancha, por el contrario si la parte mas iluminada está del otro lado de la figura, detrás del eje de la figura entonces decimos que estamos en una situación de iluminación estrecha.

La iluminación ancha agranda las formas, engorda las caras y las hace mas rollizas. La iluminación estrecha por el contrario alarga las formas adelagzando los rasgos. Más adelante entraremos en detalles.

Las luces a su vez se pueden colocar de forma (mas o menos) simétrica sobre la cámara, esto es poniendo una a cada lado, o bien poniendo las dos al mismo lado de la cámara. En el primer caso hablaremos de triangulo simétrico y en el segundo de triangulo disimétrico . Ya entraremos en detalles.


Triángulo de contraste reducido

La situación es la de la gráfica. Hay dos luces, una mas potente que la otra (vamos a entender por mas potente que el número f necesario para exponer con ella es más alto). Se colocan las luces de manera que la más potente de luz sobre una zona amplia de la escena mientras que la menos potente caiga sobre una zona restringida en la que ya cae el otro foco. De esta manera se diferencian dos luces en escena: allí donde cae la luz potente, que será la zona mas oscura de las dos, y allí donde se suman ambas luces, que será la parte mas clara. Al foco mas potente le vamos a llamar luz principal y lo denotamos por la letra p. Al foco menos potente lo llamamos luz de relleno y lo denotamos por la letra r.

La suma de luces ya se ha tratado en otra parte no obstante recordamos que sucintamente: si las luces son iguales la suma es un paso mas alta, si se diferencian en un paso la resultante es 2/3 de paso mayor que la mas fuerte, si se diferencian en 2 pasos la resultante es solo 1/3 de paso mayor que la mas alta que para tres o mas pasos la luz menos potente no tiene efectos notables.

Lo último significa que si tenemos un flash de número guía 128 y otro de guía 36, como la diferencia es de tres pasos y medio el flash de 36 prácticamente no interviene en la iluminación. Lo que supone además que si tenemos dos flashes iguales y en uno reducimos la potencia con el selector no deberñiamos colocar este a mas de 1/8, ya que 1/8 son tres pasos menos que el otro flash a toda potencia, si pusieramos menos (1/16, 1/32) la luz de este foco apenas se notaría.

Del parrafo anterior hay que tener en cuenta que esto es así porque la luz debil se suma a la luz fuerte y la fuerte cae sobre toda la escena, en el caso del triángulo de contraste ampliado es la luz debil la que cae sobre toda la escena de manera que aunque en la parte donde se suman ambas luces la debil apenas actue si que lo hace en la zona en que cae sola.

Ya se ha hablado de como ajustar la iluminación actuando sobre la distancia. Se ha hablado del número guía para focos directos, del número guía reducido para los focos extensos y del ajuste fino porcentual para realizar cambios inferiores a un paso. De lo que aún no se ha hablado es de como combinar los números guías en una situación de triangulo solapado, como la que estamos tratando en la que las luces se suman en una parte y no en otra.

No vamos a entrar en los pormenores matemáticos (que se pueden encontrar pulsando en este enlace) pero si vamos a exponer los resultados del análisis de la situación.

Vamos a determinar los números guías necesarios para conseguir un contraste determinado. El contraste obtenido cuando empleamos flashes con números guías determinados y colacodos a cierta distancia. Las distancias a que podemos colocar las luces según su potencia, etc...

La relación de luces en la escena es:

Donde m es la relación de luces, es decir la cantidad de luz que cae sobre la parte común (la más iluminada) dividido entre la menos iluminada.

dp es la distancia a la que se coloca el flash principal de la escena y dr la correspondiente distancia a la que colocamos el flash de relleno.

Gr y Gp son, por su parte los números guías (diafragmas a 1 metro) correspondientes a cada foco.

Para pasar al número de pasos hay que hacer:

En todas las ecuaciones que siguen se puede sustituir el valor de m por el número de pasos según:

Donde poner la luz de relleno

Conocido el número guía de los dos focos, la distancia a la que está el foco principal y el contraste que queremos en escena, el foco de relleno se coloca a una distancia:

Donde poner la luz principal

Por su parte si lo que queremos es saber donde podemos colocar la luz principal:

Potencia necesaria en la luz principal

Supongamos que tenemos las luces colocadas. También hemos ajustado la potencia de la luz de relleno ahora queremos calcular la potencia de la luz principal. Lo que estamos calculando es, de hecho, el número guía con que tiene que trabajar:

Potencia de la luz de relleno

Al igual que en el caso anterior pero ahora lo que nos falta es la luz de relleno por ajustar en potencia, aunque ya la tenemos colocada.

Triángulo de contraste ampliado

Ahora la luz que cae sobre toda la escena es la de relleno, osea la mas debil, mientras que la luz principal la colocamos de manera que solo ilumine por un lado.

En estas condiciones la relación de luces es:


Colocación de la luz principal

Colocación de la luz de relleno

Potencia de la luz principal

Potencia de la luz de relleno

Medición de la exposición

A la hora de medir la exposición hay dos grandes estrategias como ya sabemos: medir por incidencia o por reflexión. Recordemos solo que al medir por reflexión tenemos que compensar los tonos ya que el fotómetro nos recomienda una exposición para registrar cualquier tono como si fuera un gris mas o menos medio, abriendo el diafragma mas de lo indicado si el objeto es claro y cerrándolo si es oscuro.

Independientemente de la forma en que midamos hay tres maneras mas de colocar el fotómetro: según el motivo claro, según el motivo oscuro o en un punto medio entre ambos.

Si medimos por incidencia además se puede dirigir el fotómetro hacia un foco, hacia el otro, hacia la cámara o hacia un punto medio entre cámara y foco.

Cada autor recomienda una forma de trabajar, personalmente creo que la forma mas indicada es seguir el criterio CIE consistente en emplear las luces laterales y la medida hacia la cámara si lo hacemos de forma incidente y hacia el objeto desde la cámra si lo hacemos por reflexión. El criterio CIE en realidad lo que hace es colocar las luces a 45º del plano de medición y el fotómetro a 90º. Aunque por supuesto la dirección de las luces no tiene porque ser 45º, ya que depende de nuestro discurso fotográfico.

Sobre si medir la luz más debil, osea la que actúa sola, o la mas fuerte, esto es la suma delos dos focos, hay opniones para todos los gustos. La más interesante que he recogido es la de que se mide sobre la luz cuando vamos a realizar un trabajo con pocos cambios. De esta forma se garantiza un buen detalle en las luces aunque se pueda perder algo en las sombras. Sobre todo en trabajos en los que no podemos decidir sobre el último paso, el copiado, esta es la forma mas conveniente de trabajar. No tenemos acceso al último paso, al copiado, en el caso en que trabajemos con un laboratorio para obtener copias del que no nos fiemos o sepamos que no van aesmerarse. Tambien al mandar las fotos para ser reproducidas en una imprenta.

Por su parte medir sobre las sombras nos permite realizar cambios en la luz mas fuerte sin alterar gravemente la exposición, con lo que podemos mantener el ajuste de cámara mientras hacemos varias tomas solo cambiando la luz principal. Esta está indicado en el caso de tener que disparar largas series de objetos: retratos posados a una misma modelo, catálogos de productos, etc... sin embargo al estar el detalle en las sombras es necesario un poco de esmero en el laboratorio ya que un copiado automático puede dejar opacas las sombras y sin detalle.



 
Ir al raiz.
 
Ir al índice de temas.
 
Ir a los enlaces.