Control de contraste


 

Generalidades

Por controlar el contraste vamos a entender las técnicas encaminadas a conseguir que el contraste de la imagen se mantenga dentro de unos valores preestablecidos.
Las técnicas pueden dividirse en dos grupos: aquellas que operan sobre la escena y aquellas que operan sobre la imagen. Entre las primeras la  principal es añadir luz para disminuir el contraste. Las técnicas que afectan a la imagen son principalmente dos: el revelado conjugado con la exposición (método de zonas, la regla tradicional de exponer para las sombras y revelar para las luces) y los métodos de preveladura (método de Young y sus variantes como son el flasheado y el prevelado químico).


Las razones por las que realizar esta adaptación pueden ser confusas. Habitualmente se justifica esto diciendo que hay que conseguir que el contraste de la escena, o del medio, debe ser igual al del medio de impresión final. Lo cual es mas una regla práctica que una táctica razonada. De hecho cada medio de registro realiza una compresión natural que se puede seguir en su curva de densidad. El contraste de la escena queda compactado en el contraste del medio. Traduciendose aquel en este.