Exposición
Por Francisco Bernal Rosso.
e-mail: afbg@latinmail.com

El problema de la exposición // Exposición correcta // Elección de la película //  Velocidad // Diafragma //  El fotómetro //  Medición reflejada // Medición reflejada //  Medición incidente  //  Previsualización // Como plantearse la exposición // Las zonas //  Segmentos

De la escena a la foto
Supongamos una película con la curva característica que se vé en la gráfica.
La sensibilidad aproximada es de ISO 80/20.El nivel de velo lo tiene a una densidad 0’28. Por lo que el talón utilizable comienza en 0’38. La densidad máxima es de 2’8 por lo que la densidad máxima utilizable es de 2’7.
Supongamos que la escena a fotografiar tiene una gama de brillos que abarca 9 pasos.
Así que las sombras de la escena están 9 pasos por debajo de las luces.

La línea roja de la siguiente gráfica representa la curva característica delmaterial sensible mientras que los distintos trazos en verde las tres situaciones del ejemplo. Vamos a ajustar tres exposiciones en la cámara y vamos a ver que pasa. Estas tres exposiciones están marcadas por las lineas verdes bajo la curva. Las contamos de arriba a abajo.
 

La primera exposición nos ha dejado las sombras con una valor de logaritmo de exposición de -1’38 y las luces con 1’32. Esto supone que en el negativo vamos a dejar las sombras en 0’87 y las luces en 2’8. Como nuestra cota superior son 2’7 resulta que tenemos luces que se confunden con el blanco del papel. En cambio las sombras son muy claras. Recordemos que un valor aconsejado para poner los grises medios es entre 0’65 y 0’85 y que en el ejemplo tenemos las sombras en 0’87. Es decir, que no hay negros en la foto y las luces están empastadas. Además vamos a apreciar en esta exposición un mayor grano que en las otras dos exposiciones.

La segunda exposición se ha hecho abriendo un paso el diafragma. Las sombras ahora quedan con una densidad 0’53 y las luces en 0’74. Las luces están al límite de o tolerable (realmente se han pasado aunque muy poco, una persona solo distinguiría dos tonos entre el límite habitual de 0’1 densidad menos el hombro y la luz que hemos puesto).

 Vamos a abrir dos pasos. Ahora las sombras quedan con una densidad de 0’33 y las luces con 2’5. Ahora las sombras están algo por debajo del límite inferior (0’38) mientras que las luces estan a un valor que las hace diferenciable del fondo del papel.

 ¿Cual de las tres exposiciones es la correcta?.

Depende de lo que nos interese. Las dos primeras nos situan las luces al límite de lo tolerable. Por lo que si en las luces hay detalles que nos interesan quizás debiéramos evitarlas. Si,por ejemplo, se trata de una foto de clave alta, de esas vaporosas en las que todo es claro quizás estas dos sean una mala opción. Si es la foto de una vestido blanco en la primera hemos perdido los detalles de la tela y en la segunda casi.

Si lo que nos interesa son las sombras las primera de las exposiciones nos la deja de un valor demasiado claro. Quizás en la escena no había negros sino grises y la primera se una buena opción aunque uno normalmente busca que la foto tenga sus buenos negros y sus blancos contenidos, sin que el fondo del papel aporte parte de la tonalidad. Al menos es lo artísticamente aceptable, lo académicamente correcto.

El caso es que de la primera a la tercera exposición hay una diferencia de 3 pasos ¿Con cual nos quedamos?.

Debemos recordar que la mejor reproducción se va a hacer en aquellos motivos que, en el negativo, tengan una densidad entre 0’6 y 0’85.

Así que una opción sería, para el material negativo, exponer de forma que el motivo mas interesante de la escena se registrara con esta densidad. En el ejemplo anterior, en la primera exposición las sombras quedan en 0’87. Quizás fuera una buena opción si estuvieramos fotografiando carbón o algo así. Despues solo habría que "bajar" el gris registrado en el negativo a un negro en la copia en papel. Aunque de hecho pocos admitirían que estamos haciendo lo correcto.



La exposición correcta

Normalmente los exposímetros se calibran de forma que aquello que miden se refleje en una densidad dentro del intervalo 0’6 a 0’85 para un negativo BN, 1’2 a 1’4 en diapositivas en color.

Un exposímetro (o fotómetro) es un aparato que mide o bien el brillo de un objeto o bien la cantidad de luz que cae sobre la escena.
El exposímetro se ajusta diciéndole cual es la sensibilidad de la película que vamos a emplear y éste nos dice el diafragma y el tiempo de obturación a emplear.

Si ponemos la celula medidora del exposímetro apuntando a la escena nos mide la luz que refleja y la medición será para dejar la densidad en el intervalo 0’6-0’85, este intervalo corresponde a una gama de grises medios. Si medimos por ejemplo una pared blanca podemos tener seguro que esta va a estar dentro del intervalo óptimo de densidad. Si en este caso estamos trabajando con negativo, durante el copiado podemos aclarar la densidad dejando la pared blanca de nuevo. Sin embargo si estamos con diapositiva la pared se verá gris. Esto es tema para un futuro apartado.

La otras forma de medir es midiendo la luz que cae sobre la escena. Para ello se cubre el exposímetro con una semiesfera translúcida y se pone apuntando a la cámara desde la escena. Es decir, medimos la luz que cae como la mediría un arquitécto que quisiera saber cuanta luz hay en una habitación (pero con la salvedad de que nosotros medimos en dirección a la cámara y no al techo). La medida que nos da es nuevamente para que la luz provoque que un gris medio salga con una tonalidad dentro del intervalo óptimo de densidad.

Así que la "exposición correcta" no deja de ser una ficción, el fruto de un acuerdo industrial que hace que las medidas lleven siempre a conseguir una densidad determinada de antemano.

Bien, entonces vamos a definir la exposición correcta a dar para fotografiar una escena con una iluminación de E lux cuando empleamos una película de sensibilidad s (en grado ISO/ASA) como la correspondiente a la siguiente expresión:

La primera relaciona la sensibilidad, el diafragma y el tiempo con la iluminación. La segunda el valor de exposición con la iluminación. La tercera es el fruto de despejar el valor de exposición de la segunda.



¿Que película me llevo?

Sensibilidad necesaria para emplear un diafragma dado y una velocidad dada en una escena con una iluminación determinada. Por ejemplo en uso cinematográfico, donde a menudo se quiere mantener un diafragma para conseguir una continuidad visual y donde la velocidad de obturación es dificil de alterar. O para aplicaciones de fotografía ambiente en la que no podemos alterar la iluminación y tenemos fuertes restricciones en el ajuste de la cámara como son partidos de fútbol, pasarelas de moda, macrofotografía con necesidades de profundidad de campo específicas:



¿Que velocidad?

Si tenemos cierta libertad para ajustar la sensibilidad y queremos saber el tiempo de obturación para un diafragma determinado la cuenta sería:
 




¿Cuanto abro?

Si lo que queremos es poner el diafragma por que la velocidad se ha determinado por otro camino:

Para una película de ISO 100/21 podemos establecer que el logaritmo de exposición para un grís medio viene a ser -1’23. Lo que supone aproximadamente 3’5 lux en la cámara para un tiempo de obturación de 1/60.



El fotómetro
La previsualización
Las zonas
Los segmentos
 



 
Ir al raiz.
 
Ir al índice de temas.
 
Ir a los enlaces.